A mi siempre me ha costado ser precisa. Por tantísimo tiempo imaginaba que la ambigüedad tenía algo que ver con la libertad. Hoy sé que mientras más ambigua/, menos clara/o, más imprecisa/o, más atada/o se está a la falta de confianza. Más posibilidades hay de malinterpretar, menos posibilidades de verdadera comunicación existe. Te preguntarás cual es la relación. Pues es muy simple, e incluso es biológica. Mientras más claro es un mensaje, más relajado se encuentra nuestro cuerpo, más fácil es que integremos y procesemos la información.

ambigueda

Hubo una época en que quizás era necesario que la información estuviera cifrada y oculta, reservada para unos pocos, como tan elocuentemente se expresa el manejo de la información en la llamada era de piscis. Los peces bajo el agua representando ese conocimiento oculto, esa cultura del secreto y la privacidad. Pero hoy, en que la información está completamente disponible para todo aquel que desee buscarlo, la premisa y el desafío ya no es la búsqueda de la información sino el cómo la ponemos en práctica. Es por eso que lo intrincado ha perdido su valor. El desafío intelectual es cómo practicamos, llevamos a la realidad aquello que conocemos y sabemos es beneficioso para nosotros mismos y los que nos rodean.

Cuando Brené Brown comenzó su investigación, pensó que lo que más le interesaba era investigar el sentido de conexión. Esta es una mujer que en los últimos años se ha dedicado a hacer algo imposible, posible. Esto es, cuantificar, traducir a números y datos, temas tan elusivos, polémicos y hasta ahora subjetivos como son la vergüenza, el coraje y la vulnerabilidad. Estos temas empezaron a brotar desde este primer intento por entender qué es lo que nos hace sentir en conexión, y en consecuencia descubrir cual es la principal causa de que nos sintamos des-conectados. El hallazgo fue notable y totalmente de sentido común: la principal causa de que nos sintamos apartados o desconectados es la vergüenza. Porque la vergüenza es básicamente creer que hay algo en nosotros que esta mal, que es indigno y que  por lo tanto no merecemos estar en contacto y conexión con los demás.

Para mi ese ha sido el mayor desafío y sigue siéndolo. Ser clara. Ser práctica. Y esta conexión con lo que nos hace ser dignos de conectar parece esencial incluso para esta idea de la practicidad.

Lo notable es esta relación entre ser ambiguo, difuso y poco claro con esto de la vergüenza. Yo tenía miedo que al definirme recibiría más críticas, dolería más el ataque, tendría menos posibilidad de deshacerme como agua ante el juicio y desaparecer, o peor aún no podría diseñar un argumento brillante para zafarme de lo que fuera que me estuvieran criticando. Especialmente si sientes que hay algo esencial en ti que no está bien. Y esto es más común de lo que parece. Nuestra constante necesidad de tener cosas no es nada más que una denominación de insuficiencia, de que hay algo que falta, de que hay algo incompleto en nosotros. Y que decir de la ansiedad, tan, pero tan común entre las personas.

La experiencia me enseñó todo lo contrario. Mientras más clara, mas asumida en mis deficiencias, en mis juicios, en mis errores, más tranquila, más liberada, más consciente. No puedo decir que menos asustada, pero definitivamente más valiente. Es por eso que Brené habla tan altamente de la imperfección y de la capacidad que tenemos para relacionarnos con ella.

Esta pregunta es esencial. ¿Cómo lidias con lo que crees que esta mal en ti? ¿Lo miras? ¿lo observas? ¿lo aceptas? ¿lo rechazas? ¿lo ignoras y dejas que se convierta en algo que te acecha desde la sombra?

Solo en ese proceso, en ese dialogo amoroso con nuestros baches, en la capacidad de ser vulnerables y abrirnos con corazón, coraje a la realidad interna de nuestra sombra, parece posible trazar el camino hacia la conexión y en eso a sentirnos dignos de ser amados.

Pero si existe constantemente una compulsión por ser perfectos, elevados, exitosos, entonces esa imperfección tan difícil de aceptar y de asumir se convierte en una monstruosidad de la que nos pasamos huyendo toda la vida.

Por supuesto como en todo hay una media. También están los que abrazan su imperfección como una tabla de salvación y se aferran a ella como lo único que los puede mantener en la autenticidad. En ese proceso sin embargo también se produce un desajuste, una rigidización. Básicamente porque cuando nos aferramos a nuestras imperfecciones sabiendo que en ellas hay un dolor o algo que no opera del todo bien para nosotros, estamos actuando desde el miedo y la incapacidad de entrar, otra vez en el territorio de vulnerabilidad que significa probar algo distinto.

En definitiva casi siempre que hay algo rígido, que encontramos una resistencia, es que estamos frente a algo que requiere trabajo, vulnerabilidad y en definitiva, coraje.

Para mi lo más hermoso de estas investigaciones de Brené, ha sido descubrir lo que nos une en el silencio, en el cúmulo de miles de relatos recopilados por esta mujer. Saber que existe un hilo común de vulnerabilidades y sabidurías. Poder rescatarlo para volverlo un valor cuantificable, científico, es como una ofrenda de paz a la razón en la que la necesidad de comunicación y sinceridad aparece siempre exaltada.

Por eso siempre, siempre, al menos sé completamente sincera/o contigo, para que la aislación y cárcel de tu Ser termine de una buena vez, y lo más profundo de ti, pueda salir a la luz. La valentía que eso requerirá surge siempre de la paciencia y del ser compasivo, una y otra vez, con el paso lento con el que logramos avanzar.

Más sobre Brene Brown:

Libros*:

Charlas de TED (¡¡¡imperdibles!!!!!)

Entrevista con Tim Ferris (Inglés)

————————

Si este artículo te ha gustado, sería fantástico que lo compartieras y me ayudaras a difundir el blog. Gracias!

 

*Nota aclaratoria: Debes saber que algunos libros, películas y productos que son recomendados en esta página funcionan bajo un sistema de afiliación, por lo que cada vez que compras yo recibo una comisión. Por ningún motivo esto quiere decir que los precios suban de su valor original, simplemente son una manera de ayudar al sostenimiento de la pagina. Que aproveches!!

Súmate a la comunidad

Ebook aquietar la mente en 3 minutos 940x675

Se parte de una comunidad de más de 1000 personas en búsqueda.

No te enviaré correo basura. Powered by ConvertKit