Hay momentos en la vida en los que debemos tomar una decisión que puede transformar completamente nuestro escenario. Normalmente cuando estamos en esa encrucijada, las opciones que se nos presentan no son simples y definitivamente no son en blanco y negro. Nuestra visión de lo que es mejor se balancea entre aquello que podría salir bien (mente positiva) y aquello que podría salir mal (negativa), y todos sus matices. Si solo tuviéramos estas herramientas, cada una de estas decisiones sería un infierno sin fin de discusión entre lo positivo y negativo. Es aquí cuando aparece la Mente Neutral, el tercer cuerpo mental que ve las cosas trascendiendo la polaridad.

los distintos aspectos de la mente. los pros contras y lo trascendental

los distintos aspectos de la mente. los pros contras y lo trascendental

La disyuntiva de la Mente

Siempre me ha atemorizado tener demasiada responsabilidad. Recuerdo que cuando era adolescente y participé de un grupo de scout, nunca quise tomar la Promesa (algo así como la toma de votos de los scouts) por no sentirme tan comprometida con la organización. Siempre tomar una promesa me ha parecido demasiado pesado. Puedo ver en eso un temor inherente al compromiso, justamente porque le doy demasiada importancia. Es por eso que he rehuido buena parte de mi vida de tener posiciones con demasiada responsabilidad, como tener otros a cargo. Cuando eres responsable de otras personas, ya sea como jefe, líder, o cabecilla el discernimiento se pone a prueba al máximo y eso requiere de una habilidad especial que pueda ir más allá de lo inmediato y lo urgente para encontrar lo que es realmente importante.

En el mundo de hoy además hay ciertos preconceptos que inclinan la balanza continuamente respecto de lo que es conveniente a nivel macro y lo que no.

Pongamos un ejemplo. Imagina que eres director/a de una compañía de danza y uno de los bailarines comienza a fallar debido a problemas personales. Pronto te encuentras ante el escenario de tener que tomar una decisión difícil: si no despides al bailarín, la obra entera se pondrá en riesgo. La mente positiva diría “todo saldrá bien, juanito se recuperará a tiempo para terminar la obra”, la mente negativa dirá “si las cosas siguen como están lo más seguro es que todo termine mal y salgamos todos perjudicados”. En el mundo de hoy la opción más común sería la de despedir al bailarín con el argumento de preservar el bien mayor de la compañía. Pero ¿cómo podemos resolver el impacto al bailarín por ser rechazado al tener un mal momento?, o ¿la falta de solidaridad que se da por defecto en función del resultado? o ¿quizás el hecho de perder la ganancia de la posible evolución del bailarín al superar la dificultad y el aporte a su don artístico? En definitiva, como saber cual es la decisión correcta.Todo tiene más de una cara, más de una posibilidad.

Como dice la descripción del Dharma (acción correcta), lo dharmico o correcto en sentido último se comprende como algo que se adecua a la necesidad de la circunstancia. La acción dharmica es aquella acción que se hace en el momento correcto de la manera correcta, es decir con asertividad. Nada es absoluto y muchas veces algo que pareciera ser perjudicial es pivote fundamental para el progreso de una persona o situación.

La relación de las 3 mentes

La mente negativa y la mente positiva solo ven las cosas en blanco y negro, son el eje de la polaridad y no tienen la habilidad de ver más allá, es por eso que es tan fundamental la tercera parte del aspecto mental: La Mente Neutral.

La Mente Neutral se vincula al balance, la compasión  y la ecuanimidad. Es la visión trascendente que vislumbra el resultado de la relación entre pros y contras a través de la intuición.

Cuando nuestra Mente Neutral es fuerte tenemos la capacidad decidir la mejor ruta en 9 segundos observando no solo lo propuesto por la mente negativa (lo que puede salir mal) y la mente positiva (lo que puede salir bien) sino que el resultado de ambos.

Cuando la Mente Neutral esta débil, nuestras Mentes Positiva y Negativa entran en una batalla sin tregua de la cual no hay salida. Todos hemos conocido en nosotros o en cercanos la situación de no tener esa capacidad de decidir, de estar sometida al vaivén de lo uno y lo otro.

Quizás el combustible más intenso de la Mente Neutral se halle en esa cualidad de la compasión que se desarrolla tan efectivamente con las prácticas budistas del Metta: cultivar el amor por el amor mismo.

Metta

Desarrollar la compasión indiferenciada, sin preferencias establece un punto de evaluación que trasciende el egoísmo y por lo tanto concede la libertad. Es por eso, que la acción por excelencia de la Mente neutral es el servicio desinteresado, la actividad que beneficia al mundo, al otro y de cuyo efecto me encuentro libre. Esa es la sabiduría de la falta de egoísmo, de la falta de interés: la decisión asertiva e impregnada de entrega.

Aquí la Meditación hermosa para la Mente Neutral

Es fácil oír una verdad, pero es difícil vivirla y fijarla profundamente en tu corazón y en tu mente. La Mente Neutral abre la puerta hacia esa profunda remembranza del ser y del alma. Hacer Llappa (repeteición) con la Mente Neutral refinada te conduce a “Nam chit aveh”. La Mente Neutral vive para el toque de vastedad. Permite ser a todos los otros pensamientos, sin perturbar tu constante luz interior.

Siéntate en postura fácil con la espalda recta. Coloca ambas manos en el regazo con las palmas hacia arriba. Descansa la mano derecha sobre la izquierda. Las puntas de los pulgares pueden tocarse o no. Elimina toda la tensión de cada parte de tu cuerpo. Siéntate derecho con tu columna bien equilibrada. Cierra los ojos, imagina que te estás viendo, sentado tranquilamente, resplandeciente. Luego, deja gradualmente que tu energía se vaya acumulando, como un flujo, en el punto del entrecejo.

Deja que la respiración se vaya regulando de una manera meditativa, lenta, casi suspendida. Concéntrate sin esfuerzo en ese punto y mentalmente vibra en un solo tono, como si cortaras el sonido, proyectando cada una de las cuatro sílabas claramente.

Wha-he-gu-ruu

Identidad Infinita, de la oscuridad a la luz.

Invoca al ser superior y continúa en forma estable a través de todas las barreras. Relájate y permite que Dios sea.

Practica esta meditación de 11 a 31 minutos en una sesión.

Como siempre en las meditaciones de Kundalini Yoga, inicia con el Mantra ONG NAMO GURU DEV NAMO, 3 veces y termina con 3 SAT NAM.

Cómo lo ves tu? Me encantaría que dejaras tus comentarios sobre la Mente Neutral y su relación con las otras Mentes. Cómo crees que incide la competitividad en la toma de decisones? Tiene eso que ver con la sobreestimulación del miedo? Participa en la discusión y alimenta estos temas.

Súmate a la comunidad

Ebook aquietar la mente en 3 minutos 940x675

Se parte de una comunidad de más de 1000 personas en búsqueda.

No te enviaré correo basura. Powered by ConvertKit