La gran mayoría de las personas creen que las cartas natales (astrales, numerológicas, tarot) son formas de arte adivinatorio u oráculos. Nada más alejado de la realidad. Hoy quiero hablarte de la verdadera función e importancia de las cartas natales y por qué considerar hacerse una al menos una vez en la vida puede ser un gran aporte para tu proceso personal.

carta natal b

La verdad es que siempre me ha generado un rechazo pensar en que me lean el futuro. Instintivamente me ha parecido siempre una forma de manipulación de mi percepción y del mismo modo he podido entender porqué en lo más profundo de las doctrinas espirituales ha habido siempre un cierto resquemor respecto del arte de leer el futuro. Quizás te parezca una contradicción, desde la ignorancia del dogma se pensó que las cartas natales no eran más que una forma de expresión de carácter negativo, pero como se transmiten costumbres sin reflexionar, lo mismo pasa cuando no nos preguntamos cual es el problema con que nos lean el futuro. La respuesta es porque el futuro no existe. Solo existe el presente y lo que ha de suceder después se decide momento a momento. Mi ataque inicial con el tema es básicamente porque tengo una enorme resistencia a que me predispongan inconsciente o conscientemente a un resultado. Sin hablar de que me empiecen a meter miedo. Pero bueno, no me quiero desviar. Lo cierto es que el tarot, la numerología y la carta astral no son en su origen formas de adivinación. Eso como muchas cosas es un largo periplo de mal entendidos y mal usos de herramientas que buscan ninguna otra cosa más que entender y aclara el presente.

El uso original

Antiguamente y hoy en algunos lugares del mundo como India, China y otros, las cartas natales no eran más que herramientas para ayudar al desarrollo de las personas desde el momento de su nacimiento. En general las cartas natales, tal como el eneagrama, el tarot, la numerología, las astrologías védicas, occidentales y tibetanas buscan la compresión de la tendencia predominante en una persona. Como un test de personalidad que viniera impreso en los astros al momento de nuestro nacimiento, en nuestra configuración energética y en nuestros números. Un test que podría dar luces a nuestra compatibilidad con nuestros padres, a nuestros intereses, a aquellas cosas que nos permiten desarrollarnos con mayor rapidez o mayor lentitud. Un mapa de las más grandes dificultades y dones con los que cada persona se encuentra armada/o a lo largo de su vida. Imagina esto. Tu hijo, tu hija tiene un mapa escondido que dice lo que más le cuesta, que herramientas tiene para sobrepasar las dificultades y que cosas puedes hacer tú como su madre/padre para orientarlo sin violentar su naturaleza. ¿Te gustaría tener una acceso a ese mapa? Se que todo padre/madre que creyera en esa posibilidad no se lo pensaría dos veces. Ahora, claro, esta el tema de si creemos o no. En nuestra cultura, esto esta muy cerca de la charlatanería, especialmente cuando hay muchas personas que lo ocupan con funciones no apropiadas. Pero si somos cuidadosos no es tan difícil encontrar a alguien que nos haga una buena lectura.

Recientemente, mientras aprendía un poco de numerología me enteraba de cosas que me ha costado años comprender y asimilar de mi misma y pensé “que útil habría sido saber esto cuando pequeña”. Por eso quise escribir esta entrada. Creas o no en estas herramientas vale la pena investigar un poco con los ojos correctos. Busca entender tu tendencia, busca entender tu dificultad para desarrollarte en esas áreas donde te sientes débil.

Todo esta relacionado

Pero, ¿cómo?¿Cómo es posible que los números, los astros o las cartas, por más bonitas y elabaradas que sean, puedan darnos alguna información sobre nosotros?

En los casos de las cartas numerologicas, astrologicas o de eneagrama, lo que hay es esencialmente una definición de configuración energética. Sin ponerme demasiado “esotérica” para hablar, me refiero a la tendencia que tenemos todos los seres humanos a distribuir nuestra energía, expresándose en la forma de nuestro cuerpo (somos macizos, atleticos o desgarbados), nuestra personalidad (tímidos, extrovertidos, concentrados, expansivos, etc), nuestra conducta, nuestras debilidades, nuestros temores. Todas estas cosas a pesar de lo que diga la gente, son clarísimas incluso en nuestros primeros meses de vida.

El año pasado me tocó ir hacer un servicio al Sename cuidando a bebes de menos de un año. Habían alrededor de 15 bebes en esa sala y recuerdo como si fuera ayer la fuerte impresión que me causó el ver lo marcadas que estaban sus personalidades aún así de pequeñitos. Lo mismo me sucedió hace muchos años cuando haciendo un trabajo fui a tomar una prueba a un colegio. Habían unos 30 niños de menos de 10 años. Y lo mismo, las personalidades como si fueran estos adultos en miniatura, exactamente como serían al crecer.

Las cartas natales en cualquiera de sus formas son un apoyo impresionante para contrarrestar las dificultades que pueda enfrentar un niño o una manera de darle fuerza a sus herramientas intrínsecas. Pensar que todos los niños pueden ser tratados iguales, o que con todos va a funcionar lo mismo es una ilusión que las personas con más de un hijo aclaran con mucha facilidad.

Considera darte luces con estas herramientas. Y reflexionar sobre aquellas cosas que siempre han estado ahí y que quizás has tenido que esforzarte mucho por clarificar.

Por el momento solo te dejo algunos títulos de libros para investigar un poco más el tema que da para mucho. Pronto iniciaremos el podcast de Premalilah y en uno de las primeras sesiones hablaremos con una excelente representante de la numerología tántrica. Si quieres saber algo específico de este tema puedes dejar algún comentario para ver si hay preguntas que recogeremos durante la entrevista. Hasta entonces busca, busca.

Textos para dar una vuelta

Si tienes alguna recomendación de textos, compártela en los comentarios.

Súmate a la comunidad

Ebook aquietar la mente en 3 minutos 940x675

Se parte de una comunidad de más de 1000 personas en búsqueda.

No te enviaré correo basura. Powered by ConvertKit