Más allá de la frustración

Más allá de la frustración

Siempre pensé que no me importaba el resultado de las cosas. Pensaba eso porque siempre fui excelente para dejar las cosas a medio camino, sin terminar. Yo me decía a mi misma, no me importa lo suficiente como para hacer el esfuerzo. Pero la verdad era que me pasaba justo lo contrario. Mi tolerancia a la frustración era casi nula y eso hacía que cuando me enfrentaba con una dificultad, mi tendencia era a decir internamente “filo” y entregar las cosas a medio camino. Prefería hacer algo que era claramente un error a dar lo mejor de mi y que resultara mal.

más allá de la frustración

Este tema tiene mucho que ver con nuestro entrenamiento a aceptar que a veces las cosas no resultan como esperamos, que salen mal, que no reciben la aprobación que habíamos proyectado.

En mi caso, me costó más de 30 años el darme cuenta que en mi caso no es que fuera distraída o desconectada de la realidad o que me solo me importaban cosas más elevadas, sino que simplemente no tenía tolerancia a la frustración porque muy dentro de mi tenía metido un chip de perfeccionismo y competitividad, que hacía que a la primera que las cosas no salían como yo creía que debían salir, entraba en pánico y prefería tirar la casa por la ventana.

Es por eso que fue tan significativo encontrarme con el trabajo de Brene Brown. Creo que esta fue la primera vez que escuché sobre el condicionamiento pasivo que muchas veces colocamos a los niños cuando celebramos lo que hacen asociándolo con su identidad y no con su actividad. UUu eso sonó complicado déjame ponerte un ejemplo para que se entienda.

Cuando una/un niña/o se saca una buena nota en el colegio tendemos a decirle “que inteligente”. Esta es es una afirmación de identidad, porque básicamente le estamos diciendo “te sacaste una buena nota porque ERES inteligente”. El problema es que cuando hacemos una afirmación de identidad ponemos un grave problema de autoestima en la/el niña/o a futuro.  Te preguntarás por qué. Básicamente porque cuando esa/e niña/o se saca una mala nota, porque no estudió lo suficiente su lógica más profunda le está diciendo, “te sacaste una mala nota, eso quiere decir que no eres inteligente”. Esa contradicción puede ser extremadamente desconcertante. Es por eso que los estudiosos de la conducta están empezando a decir que es mucho mejor decirle a la/el niña/o cuando llega con una buena nota “que bien, se nota que has hecho un gran trabajo estudiando”, lo que focaliza la atención en el proceso y no en la identidad. Lo cierto es que cuando hacemos afirmaciones de identidad estamos dando una característica inamovible que no tiene nada que ver con lo que la persona haga o no. Lo que importa es que la persona sepa que a veces logramos resultados excelentes y otras veces logramos resultados mediocres y que esto tiene que ver con el ámbito de lo que hacemos y no con el de lo que somos.

Puedo recordar mientras escribo estas palabras, todos los momentos en que me dijeron cuan inteligente era cuando pequeña. Yo se que los adultos que hicieron eso, lo hicieron con la mejor de las intenciones, con verdadero amor y orgullo en el corazón, pero también se que por muchos años me fue completamente incompatible conciliar mi “inteligencia” con los muchos momentos en los que no “era” inteligente, no hacía un buen trabajo, “era” completamente mediocre.

Solo en los últimos años he llegado a sentir que todo se trata del proceso, de que igual como se hace cuando meditamos, que debemos volver una y otra, y otra y otra vez al mismo punto, la excelencia, y lograr exactamente lo que queremos requiere de constancia y de aprender a levantarse. Sobre todo volver a levantarse. El aprender esto no solo ha significado que finalmente haya logrado perseverar de manera sostenida en los proyectos, sino también a encontrar una hermosa forma de alegría y de sabiduría en el observar ese vaivén de los días, de los esfuerzos, de los resultados.

Como aquella bella historia del hombre que repetía, “no puedo saber si es bueno o malo, cada día simplemente tiene su afán.”

Una vez que tuve ese primer chispazo respecto de mi intolerancia a la frustración, muchas cosas que nunca había logrado entender del todo de mi misma comenzaron a hacer sentido. Si no tenía el registro de como superar la frustración, de no desmoronarme o renunciar por los problemas, de perseverar y creer que realmente hay días buenos y días malos, la causa no estaba perdida, simplemente tenía que empezar a practicarlo.

Perfeccionismo, frustración y autocontención

 

Hablando con un amigo la semana pasada, él me hablaba de su hija y de cómo veía la necesidad de ponerle límites entre otras cosas para que ella pudiera aprender a lidiar con que las cosas no fueran a su modo. Esto parece una obviedad, pero hoy en día hay tantos padres que no quieren exponer a sus hijos a una negativa o a ellos mismos a tener que ponerla.

Mientras trataba de ordenar estas ideas me encontré con una entrevista entre Brian Johnson de Philosophers Notes y Matthew Syed, autor de Bounce: The Myth of Talent and the Power of Practice. Ambos desglosaban hermosamente este libro sobre los secretos del éxito. Pero no ese éxito vacío y superficial que produce tanto resquemor, sino aquel que se refiere al proceso profundo de irse perfeccionando y creciendo en alguna actividad por la cual sentimos verdadera pasión. Lo interesante es que la propuesta de Syed, es que investigando a algunas de las figuras más importantes del deporte y de otras áreas, lo que encontró era simplemente una enorme cantidad de constancia y trabajo, pero sobre todo,  y esto es muy importante, un verdadero sentido de la compasión en la forma de autocontención.

No es posible sostenerse en el gran camino sin compasión, sin amor hacia lo que hacemos y hacia nosotros mismos. Sin esto, sin diversión, sin pasión, sin alegría y sin trabajo arduo que lo acompañe, no es posible avanzar.

Parece ser que la combinación perfecta es una triada entre pasión, constancia y verdadera autocontención. Probablemente porque tenemos que tener esa voz que sí tiene la/el niña/o en un comienzo que le hace levantarse una y otra vez cuando intenta caminar. En su pequeña mente aún no existe un significado para la caida, solo existe la fuerza que le lleva a levantarse una y otra vez.

Resumiendo

La entrada de hoy tiene que ver esencialmente con observar aquello que nos impide avanzar en nuestro propio crecimiento. Entender que quizás tenemos tan internalizado que “somos” de cierta manera porque nos lo repitieron muchas veces cuando niños que ni siquiera osamos intentar algo que pueda poner en cuestión esa noción de lo que somos. Hazte la pregunta, revisa tu historia y libérate si es que hay algo con lo que te hayas identificado aunque sea algo “bueno” si es que te impide desarrollarte en profundidad. A veces es mejor hacer el “tonto” si es que eso te permite revelar tu verdadera naturaleza.

También tiene que ver con fijarnos en la manera en que nos dirigimos a los demás y especialmente hacia los niños cuando usamos palabras que afirman un sentido de identidad, cuando en realidad siempre debemos fortalecer hábitos, acciones, procesos, ya que eso es algo que el niño o la persona puede cambiar, modificar, mejorar. La identidad es independiente e inamovible , la actitud es flexible y depende enteramente de ti.

Y por último tiene que ver con fortalecer aquellas actividades que nos generan pasión y llevarlas con constancia y autocontención, con amor y paciencia hacia nosotras/os mismas/os, porque allí está la clave de la perseverancia sostenida y la verdadera gratificación que es saber que hemos avanzado de manera importante en nuestro intento.

 

Comienza el Año sin Miedo

Comienza el Año sin Miedo

 

No me parece nada mejor que partir el año eliminando una buena parte de aquellas cosas que nos impiden de manera más efectiva ser felices. Así que mañana comenzaremos con la meditación prometida.

Es una práctica muy simple de la tradición de Kundalini Yoga, con la que trabajaremos a partir de mañana viernes 19 de febrero abordando en 40 días todos los ángulos del miedo. Si te quieres sumar estaremos subiendo tips diarios en el grupo de facebook con todo la experiencia y lo que vaya sucediendo en este proceso. Serán 40 días 11 minutos diarios. Nada más. No te dejes desanimar con cosas pequeñas. Establece una firme determinación y pregúntate por un momento lo que puede significar para tu vida el botar una buena parte de tus temores. El resto es historia.

La meditación

La postura es de tranquilidad y humildad y permite al Creador, al Desconocido, cubrirte y protegerte. Se conocía como la Postura del Mendigo. Siéntate en posición fácil con la columna recta y las piernas cruzadas. Haz una copa con las manos, con ambas palmas hacia arriba y la mano derecha descansando sobre la mano izquierda. Los dedos se cruzarán unos sobre los otros. Coloca esta copa abierta al nivel del centro del corazón. Los hombros permanecen relajados a los lados. Tus ojos están ligeramente abiertos y mirando hacia abajo, hacia las manos. Inhala profundamente, de una manera lenta y estable, a través de la nariz. Exhala en un torrente a través de los labios en forma de círculo. Sentirás el aire sobre las manos. Deja que cualquier pensamiento o deseo que sea negativo o persistentemente distractor, venga a tu mente a medida que respiras. Inhala el pensamiento y sentimiento y exhálalo hacia afuera con la respiración. Después de hacerlo de 11 a 31 minutos, exhala completamente y suspende la respiración fuera mientras metes el punto umbilical. Concéntrate en cada vértebra de la columna hasta que puedas sentir la columna en toda su extensión, desde la base, tan tiesa como una vara. Entonces inhala poderosamente, exhala por completo y vuelve a concentrarte en tu columna. Repite esta respiración final de 3 a 5 veces y luego relájate completamente. La duración de la meditación es de 11 a 31 minutos.

mente negativa

* Fuente: Libro La Mente de Yogui Bhajan.

Nota: Para iniciar la meditación canta el Mantra ONG NAMO GURU DEV NAMO 3 veces. Y para finalizar, SAT NAM 3 veces también.

Nota 2:Esta es una entrada pasajera. Durará lo que dure la práctica de meditación para eliminar el miedo.

El mejor momento para iniciar una práctica de meditación

El mejor momento para iniciar una práctica de meditación

A mitad de febrero, el ritmo de las vacaciones instalado, incluso si sigues trabajando en el algún lugar, lo cierto es que es una de las mejores épocas para iniciar un práctica de meditación o una rutina de ejercicios.
Como estamos en este modo chistoso que se produce cuando estamos descansando y sintiendo más naturaleza o lentitud, todo nuestro sistema se apresta para entrar en una rutina sin estresarse y así recibir lo mejor de lo mejor de la disciplina sin presiones ni apuros.
el mejor momentoes...Ahora

El primer paso hacia tu autoconfianza

Uno de los momentos más fructíferos que he tenido en ese sentido fue cuando hace cerca de dos años comencé a hacer una meditación por mil días. Era verano y me habían dicho hacía poco en el festival internacional de kundalini yoga que necesitaba hacer Kirtan kriya. Esta es una de las meditaciones más potentes de este linaje, que sirve para limpiar el inconsciente a full. Empecé en el verano y lo hice a mi ritmo. No terminé los 1000 días, pero hice la mitad, cerca de un año y medio.
Puede que no sea lo mismo para ti, que no alcances a hacer tanto tiempo, pero si solo alcanzas a hacer 40 días, ya es suficiente. Estarás dándole un mensaje potentísimo a tu inconsciente. Para ejemplificar esto, la mejor forma es entender que tomar un compromiso con una/o misma/o y cumplirlo es el primer paso para empezar a confiar genuinamente en ti. Básicamente porque creas un precedente concreto y real de que te has propuesto hacer algo y lo has cumplido, has cumplido tu palabra. Imagínate lo que sucedería si pudieras confiar plenamente en ti. En que si dices que harás algo no hay forma de que eso no suceda. Que tu determinación y autoconfianza sea tan poderosa que comiences a sentir que tu mejor aliada eres tu misma/o.
A pesar de que lo he hecho muchas veces sé que no es sencillo partir sola/o. Siempre una/o necesita un empujoncito. Así que te quiero proponer lo siguiente.
A partir de este viernes voy a iniciar una meditación y si quieres sumarte, entonces eres bienvenida/o. La idea es que nos podamos apoyar.
La meditación que iniciaremos este viernes produce el extraordinario efecto de eliminar los miedos (genial ¿cierto?) y la vamos a hacer todos los días por 40 días durante 11 minutos.
Este jueves volveré a subir una entrada con las instrucciones de la meditación. Si deseas participar, deja un comentario en esta entrada y súmate al grupo de Facebook para que podamos ir apoyándonos durante el proceso y además para que puedas aprovechar que estaré subiéndo todos los días un tip para comentar y usar durante la práctica.
Espero que te animes!
Hasta el jueves.
Cómo tener vacaciones “productivas”

Cómo tener vacaciones “productivas”

Decir tener vacaciones productivas es, por defecto, completamente contraintuitivo. Las vacaciones son para descansar, para entrar al mundo al revés de no hacer nada, o simplemente divertirse. Pero hoy en día, son muchos los que durante las vacaciones, no vacacionan.
No sé decir cuantas personas me encuentro en marzo diciendo que al final se cansaron más en el descanso que en el año. O que no les alcanzó el tiempo, o que en vez de aprovechar, estuvieron trabajando durante todo el viaje.
Las vacaciones para que sean productivas tienen que ser primero vacaciones y segundo tienen que cumplir su propósito a cabalidad. Para mi, las vacaciones en general son de las épocas más creativas e iluminadas de mi año. Es cuando tengo las grandes epifanías, donde aparecen las visiones de lo que quiero lograr y donde finalmente me pongo las pilas para hacer ejercicios, ayunos, o descubrir temas largamente pospuestos. En definitiva son vacaciones de creación y productividad en el correcto sentido.
Es como si en el verano o durante este periodo se me ocurrieran las grandes ideas que luego durante el año me tocara realizar. Es por eso que es taaaan importante tener unas buenas vacaciones, ya que en ellas es donde se produce la verdadera magia o donde tenemos la oportunidad de que se produzca una distinta a las del año.
 productividad en vacaciones
El año pasado me escapé con una pareja de amigos a Punta de Choros en el norte de Chile. Fueron dos semanas en las que dormi, me bañe en el mar, comencé a correr, me terminé y empece algunos libros, vi un webinar de Angel Alegre y planifiqué mi año mi alejado de lo que terminó siendo. Me acostaba tardisimo y me levantaba, tarde también, dormí mucho y también medité mucho. Todo esto en dos semanas. Mis amigos no me demandaban nada de atención, eran unos soles, y nos juntabamos a comer y a conversar por unos minutos en la noches.
Fue uno de los mejores veranos que he tenido.
Es verdad que nada de esto es alucinante, pero hay un par de elementos que ilustran a la perfección lo que hace de las vacaciones algo memorable.
1-. Hay algo con el tiempo de ocio, con saber que si te echas en la playa, en tu saco de dormir, sobre una roca, o en la cama, y te quedas dormida, nada pasará. Esa presión apremiante por tener que hacer algo después no existe. Y esa libertad del tiempo, de que la gente te deje en paz, es lo que permite que se produzcan verdaderas epifanías. Cuando no tenemos tiempo, o siempre tenemos algo que hacer o cumplir, es como si no hubiera espacio para lo inesperado, para aquello que se sale de lo que normalmente vivimos o hacemos. Las puertas que nos abren posibilidades realmente distintas, siempre surgen en momentos donde no hay prisa. Es por eso que las grandes ideas aparecen en espacios donde la gente se relaja, como en caminatas, la ducha, el baño, o al despertar de una siesta con el sol de la tarde y la brisa del mar. Por eso la primera regla es, debes darte un espacio que signifique que no te estes urgiendo ni por familia, ni por amigos, ni por hijos, ni padres, ni nada. Una semana de libertad temporal para hacer realmente lo que se te antoje, aunque sea dormirte el tiempo entero, puede hacer que produzcas la idea, la energía, el entusiasmo, la claridad, etc que has estado buscando hace tanto tiempo.
2-. Cruzar el espejo (Hacer algo distinto de lo normal). Siempre me acuerdo de los conceptos que aprendí cuando estudiaba literatura. Había uno que trataba sobre el natural tiempo al revés: lo carnavalesco. Esta idea venía de que para que exista un cierto y esencial nivel de equilibrio social era necesario que cada cierto tiempo se diera el periodo del mundo al revés, donde las personas pueden hacer todo lo que no tienen permitido en su vida cotidiana. En el carnaval el rey es el bufón y el bufón es el rey, las reglas no aplican y se produce esa flexibilidad y catarsis que nivela y destensiona la vida de las personas. Esa es la logica que aplica en las grandes fiestas, carnavales, fines de semana y por supuesto en vacaciones. Cuando no nos damos un respiro de nuestra normalidad, nos ponemos rigidos y de pronto nos empezamos a convencer que somos una sola cosa acotada y finita que no puede moverse ni cambiar. Es entonces cuando la gente se pone más loca, más inflexible, más infeliz, cuando nos llenamos de miedo de cambiar, o de descubrir, asombrarnos, crecer. Comenzamos a decir cosas, quiero que esto se arregle, pero por favor que nada cambie. Eso es locura, una locura platónica, pero locura al fin, porque sin darnos cuenta cercena la libertad más potente que tenemos, la de crecer. Entonces, en vacaciones es esencial que te des un salto y hagas algo diferente. No tiene que ser una cosa excentrica y estridente. Basta con salirte de tu rutina, cambiar tus horarios, ir a un lugar que no conces, integrar alguna actividad distinta, incluso aprender algo que quizás no vuelvas a ocupar, pero si te de entretención y disfrute. Integrar algo distinto es cualquier cosa que no harías normalmente. Y eso es sufiente para darle un respiro a tu alma y amplitud a tu personalidad.
3-. Sí, tu cuerpo existe. Otra cosa que importa y mucho, es que le des un respiro, un amor a tu cuerpo. En el viaje que te mencionaba al principio, hubieron tres cosas que yo hice infaltablemente y que realmente me ayudaron muchísimo. Correr, retomar mi práctica de yoga y bañarme en el mar.
Todos los días mi cuerpo recibía un golpe de energía, de vitalidad, de movimiento que añoro como sensación incluso ahora, un año después. Esta referencia es fundamental para generar un anhelo de eso el resto del tiempo. Tu sabes, una vez que lo experimentas, qué es exactamente lo que estas haciendo para que tu cuerpo se mantenga bien, feliz, con sensación de liviandad y descarga.
Todas estas cosas ayudan a que se abra la ventana mágica. Esa que relaciona cosas insospechadas, esa que se da cuenta que mirando al cielo y las estrellas literalmente puedes mirar al infinito, esa que te muestra que en realidad todo esta interconectado.
Si estas cosas se producen es que realmente has tenido una vacación productiva, una donde te has recuperado a ti misma/o donde no te seguiras metiendo en el hilo de irrealidades de la cotidianidad.
Tenemos que anclarlos al ser, al menos una vez al año. Esta es una buena oportunidad, aprovéchala y haz de esta vacación algo realmente productivo.
5 blog de viajes que pueden cambiar tu vida

5 blog de viajes que pueden cambiar tu vida

No recuerdo bien en qué contexto, de qué forma, en qué lugar o quién fue. Creo que fue por Stumble Upon. De pronto me encontré un artículo en inglés que hablaba de una persona que vivía viajando. El sueño del pibe, un trabajo completamente location free (sin ubicación fija), donde pudieras trabajar desde Tailandia, Machu pichu o Australia. Recuerdo que un compañero del colegio me contaba que su hermana escribía noticias para un medio online y que eso le reportaba un dinero mensualmente. Eso era lo más cercano que había visto o de lo que había escuchado en cuanto a la posibilidad de recibir una paga online. Hasta que me encontré con una pagina en inglés que hablaba sobre un tipo que vivía de un blog de viajes. Recuerdo que hice la búsqueda en Google con una idea muy clara “how to work location free” (como trabajar sin ubicación fija). Aún tengo la pagina marcada en pocket. Creo que fue la primera página que marqué cuando conseguí la aplicación.
location free
Cuando volví a abrir la página para este artículo estaba totalmente cambiada. Pero el titulo del blog seguía siendo extremadamente decidor “Leaving your daily hell” (deja tu infierno cotidiano): Un tipo joven cuenta como logró escaparse de la rutina de un trabajo “normal” para saltar al mundo de los viajes y vivir de su blog. Eso era exactamente lo que estaba buscando: saber cómo lo hizo.
Me puse a leer con voracidad todo lo que encontré al respecto y puedo decir, creo que un año y tanto después, que fue quizás la primera de una serie de migas de pan, que me llevaron a darle fuerza al blog y todo lo que ha sido este proyecto.
Una de las cosas que más me gustan de este mundo de blogueras/os, viajeros y personas que han apostado esforzadamente por salirse del funcionamiento normal, es que todo lo que hacen esta orientado a enseñarte a hacer lo mismo, si es que es lo que te gusta.
La primicia es entregar lo más posible, porque en ese proceso puedes mostrar lo que sabes y generar una comunidad de mentes y personas que quizás quieran hacer algo similar. Siempre la pregunta es ¿Cómo servirlas/os?
Tengo que decirlo, en su mayoría son historias fantásticas. Historias de personas que haciendo un trabajo completamente autogestionado (o al menos en el principio totalmente), logran vivir bien (de 1000 dolares para arriba) y cumplir el sueño de vivir viajando. Todo esto porque viajar, como decía Aniko Villalba -una de las pioneras totales de habla hispana-, es una forma de vivir que muchas veces es más económica que la que llevamos en la vida sedentaria. Que todo depende de cómo te plantees, puedes tener unas experiencias alucinantes con muy poco dinero.
Quiero hablarte de esto, porque quiero que sepas que hay muchas personas en el mundo que estan haciendo cosas realmente extraordinarias (que no es nada nuevo) y que enseñan a cómo hacerlo también.
Aquí te dejo 5 blogueros esenciales que te enseñarán todo lo que necesitas saber en caso de que simplemente quieras pescar maletas y  largarte o mejor aún, diseñar el plan de tu libertad para que quizás tu vida se convierta en lo que siempre soñaste. Yo estoy en ello.

5 blogs de personas como tu y como yo

Ángel Alegre – Vivir al Máximo:

El lindo de Angelito tiene que ser la inauguración. Le tengo un especial cariño porque su blog fue el primero de habla hispana que me encontré en la búsqueda de rutas para el location free. Angel es un chico español que pasó de trabajar en Microsoft a construir algunas plataformas online que le dieron la entrada a la vida que realmente quería. A pesar de que su blog partió como una plataforma para hablar de su escape del mundo del trabajo normal al de los viajes, hoy por hoy se dedica más a enseñar cómo lograr la libertad financiera que realmente te de la libertad de escoger. Desde sistemas de inversión, relatos de viajes a plataformas nicho, Ángel ha desarrollado un estilo muy directo y práctico de enseñar los métodos que él utilizó para poder llevar la vida libre que hoy tiene.
Personalmente me encanta su estilo y la generosidad de sus artículos.
angel alegre

Antonio G. – Inteligencia Viajera:

Antonio es un chico que ha logrado en 4 meses lo que la mayoría de nosotros nos demoramos un año en conseguir. Es un nómade de tomo y lomo, que crea unos artículos increíblemente prácticos y útiles para saltar al mundo de los viajes. Realmente un fenómeno el cómo ha logrado conseguir no solo vivir del blog, sino alcanzar cifras de más de 8 mil euros mensuales (diciembre 2015) con muy poco tiempo de presencia en la web. Quizás uno de los aportes más interesantes que hace son sus entrevistas “charlas viajeras”, en las que conversa con viajeros que hacen lo mismo que él: vivir viajando.
antonio g.

Aniko Villalba Viajando por ahí:

Aniko es una de las pioneras. Antonio la entrevistó en el segundo capítulo de las charlas y la verdad es que ha sido referencia para innumerables blogueros en viaje que han visto en su historia, una inspiración. Mucho ayudó la charla en TEDX que dió en Buenos Aires y la mítica conversación que tuvo con Steve McCurry, el fotógrafo de la niña afgana, un viajero empedernido que la alentó a continuar con su sueño de viajar. Aniko tiene la particularidad de ser una persona muy atípica en cuanto a nómades se trata. Ella misma cuenta que siempre se pierde, que tiene un pésimo sentido de orientación y que solo habla dos idiomas. Cosas que para muchos pueden ser señal de que no es buena idea salir al mundo. Argentina de origen húngaro, es más bien retraída y quizás en muchos sentido se identifica más con la idea de ser escritora que ser viajera, pero lo cierto es que ha llevado un ritmo de viaje lento pero constante desde el 2008. Una infaltable por la excelente calidad de lo que escribe y la simplicidad de su historia.
aniko villalba

 

La familia Zapp  y las maravillas del “carscholling”(argentinaalaska.com):

Mientras escribía los ejemplos anteriores me puse a pensar. “Pero muchas de las lectoras/es del blog son personas que tienen hijos, familia”. Así que dije, “tengo que ponerles un ejemplo de que en familia también se puede y se puede igual de maravilloso”. Entonces Aniko me habló de un caso excepcional (digo me habló, pero en realidad hizo un artículo de ellos y yo me lo tomo a personal jijijji ;)). Los zapp son una pareja con 4 hijos (si 4) que viajan en un auto de los años 20 por el mundo. Les enseñan a sus hijos en cada rincón de la tierra y en cada lugar a través del homescholing (escuela en el hogar) o carschoolling  (escuela en el auto) a la mano de su mamá (Cande). Hay una poesía hermosa en sus historias. Un verdadero deleite para el corazón. Te dejo un pequeño extracto de como sus hijos aprenden:

Una vez Tehue tenía que aprender del ciclo del Agua, estábamos en unas montañas muy lindas en Sudáfrica en Invierno y en la cima nevaba.  A media montaña era como una lluvia con hielo y más abajo era lluvia, el hielo se derretía y llegaba a un pequeño hilo de agua que crecía hasta ser un arroyo, y este más allá un rio,  y en las mañanas veíamos como salía vapor para formar nuevamente nubes…. Y otra vez nevar… así nos pasó también con la cadena alimenticia de los animales, en África, desde el herbívoro al carnívoro. Ver como un ciervo que estaba comiendo pasto es cazado por una chita y luego ver a un leopardo robarle la presa – Hace una pausa, y prosigue- Estudiar de los Egipcios y hasta estar dentro de las mismas pirámides, navegar El Nilo.

Apenas Cande dice Egipcios yo agrego: – Leer de China y caminar sus murallas,  bucear entre barcos hundidos de la segunda guerra… estar frente al primer avión que logro volar, ver despegar un transbordador espacial, pararte frente a Lucy, tocar la montaña más alta del mundo… caminar en el desierto, en la selva, en la nieve… en Mumbai, en New york, Singapur…

 

zapps1

El origen de todo o casi todo, Chris Guillebeau:

Aunque no es la referencia de todo para mi, de alguna manera sí lo es. En parte porque Chris es el más viejo y el que más lejos ha llevado la ruta de su sueño.¿La manera en que partió? una parecida a la de todos los demás pero quizás un tanto más osado. Se fijó la meta de recorrer todos los países del mundo en 5 años, luego de pasar una temporada extraordinariamente educativa en África. Actualmente es un exitoso escritor de varios libros (que por lo demás son excelentes), sostiene su blog con una comunidad mundial de colaboradores y dirige un encuentro anual, el World Domination Summit donde se reúnen las mentes creativas, rebeldes, innovadoras, emprendedoras y soñadoras del mundo para construir uno nuevo (Una de mis metas es asistir este añoooo wiiiiii). Fue Ángel quien me habló de él (de nuevo me lo tomo a personal) y realmente, al menos para mi, es una referencia de lo que se puede lograr con gran tenacidad, esfuerzo y fe, cuando se cree en un proyecto que en otro momento de la historia, hubiera parecido imposible.
chris guillabeau
Estos cinco referentes son muy importantes para mi. Me recuerdan día a día que otra cosa es posible y que los sueños que estoy construyendo en cada momento se pueden concretar. Espero que para tí sean una inspiración y te animen a pegar el salto. Quizás no para ser una viajera/o empedernida/o, pero quizás sí ir marcando el paso para esa vida que deseas y mereces.
Por tus sueños.

Si conoces a otros blogueros o personajes, libros o historias que te han inspirado, me encantaría saber, escuchar y descubrir. Cuentame en los comentarios y nutre otro poco este arbolito de posibilidades.
Un abrazo
El arte de viajar sola y no perderse

El arte de viajar sola y no perderse

Creo que lo he mencionado, pero mi primer viaje largo (1 mes y medio), lo hice sola. Y lo hice a India. Mi hermana acababa de ser destinada a Suecia y tenía una prima en Alemania. Hacía pocos meses me había enterado que Amma existía. Me habían ofrecido un trabajo fantasma y contaba con el dinero para darme la vuelta por el mundo y llegar a India para conocerla.
varanasi1
Los viajes son como portales. Algo mágico pasa. Algo inexplicable sucede, no por nada han sido siempre la masa con la que se hacen los grandes panes-relatos de transformación.
Son la pastillita roja de morfeo.
el agujero del conejo blanco.
el amado ropero de Narnia.
En fin.
Cuando inicié el viaje lo más claro y fascinante para mi fue que iría sola a un lugar donde nadie me conocía y donde todo era diferente de donde yo había vivido hasta ese entonces. Una sensación de vértigo absoluto me embargaba porque ante ese escenario se abría la posibilidad de SER cualquier cosa. No porque me lo inventara o empezara a funcionar desde la falsedad sino porque sin ataduras ni expectativas provenientes de mi entorno, podría surgir algo también desconocido de mi como respuesta.
La verdad es que me tocó ver mucha gente perdida en India. Existía una frase cliché que decían los extranjeros “this is India, anything is posible”. A pesar de que esta frase podría sonar positiva, a mi siempre me sonaba a “en india podemos hacer cualquier estupidez”. Y era así, para la mayoría de las veces que lo escuché. Por eso es que habían lugares donde veías a tipos de 60 años o más, pegados en horribles calles de Delhi, medios locos y colgados de alguna droga o decadencia. La posibilidad absoluta y el replantearse en profundidad la propia estructura siempre es una via con multiples direcciones, y quizás en India, más que en muchos otros lugares en el mundo, hay una sensación de laxitud estructural, que te puede llevar a lo más alto o lo más bajo.
Esto hacía que me cuidara en extremo. Asustada de alargar demasiado la cuerda, seguí mi plan como nunca y eso me permitió ir encontrando mi propia referencia, mi propio sentido de seguridad.
Esto me hace pensar en una de las meditaciones que el maestro de Sat Nam Rasayan, Guru Dev, dió en las sesiones que dirige por Livestream. Era una meditación para el sentido común y la explicó con un chiste:
Tarzan y Jane van por la selva cuando Jane se detiene y dice: “Tarzan, estamos perdidos”. Tarzan la mira extrañado y responde “¿No sabes dónde estas? Estas aquí”.
Si la referencia con la que te mueves en el mundo es interna, todo cambia. Jamas estas perdido. Es por eso que las palabras de J, mi antiguo terapeuta tuvieron tanto impacto en mi “no tengas miedo de cambiar, ten miedo de perderte de ti misma”.
Creo que en general en la vida si estas esperando que la estructura, la verdad y la certeza sobre las cosas venga desde afuera, siempre tendrás un temor basal de perderte, de disolver tu estructura, haciéndote frágil y rígida/o.
Es por eso que India genera una respuesta tan clara en los viajeros. La madre india como se le llama, tiene esa extraordinaria capacidad de demostrarte algo muy profundo sobre ti. Y en ese proceso algunos se pierden, otros se encuentran.
3 maneras de Vibrar donde sea y como sea

3 maneras de Vibrar donde sea y como sea

Aprovechando el amor nostálgico que ha regresado por las guerras de las galaxias, esta es una entrada que habla de como en todas partes se puede hacer una pequeña magia para vibrar y darle un giro a la vida en la dirección en la que queramos sentirla. Te dejo, con un tono curioso de principio de año gregoriano, 3 cosas para vibrar donde sea y como sea.

La puerta de que puedes hacer lo imposible.

Empezó el año y yo aquí con algunos atrasos: mi patio sigue igual de enguerrado.

No importa, porque estoy bien encaminada y mi corazón esta contento, llenito e inspirado.

Mi meditación está firme, hago mis ejercicios diarios y visualizo cada vez con más eficacia. Las meditaciones gratuitas se perfilan como una forma de regalar al mundo lo mejor que hemos aprendido. Como decía la Mercedes Soza “damos nuestro corazón cuando cantamos”.

Mis vecinos ahora cantan y son de un coro o algo así por que realmente cantan bonito.

Preparándonos para el año nuevo les contaba de 3 cosas que podíamos hacer para que este año que viene sea realmente diferente y el primero de ellos era la revisión anual. Como lo prometí en ese minuto, aquí va mi revisión. Los tres elementos fundamentales: lo que fue bien, lo que fue no tan bien y lo que quiero mejorar y hacer para este nuevo ciclo vinieron suaves como mantequilla y fue realmente placentero hacerlo.

Además tuve la fortuna de irme al norte de Chile, a Punta de Choros una caleta mágica que esconde Ballenas y delfines entre sus islas. Desde allí mi meditación vibraba, me pude bañar en el agüita y sentirme bendecida.

Si quieres ver la revisión de mi año, puedes entrar aquí.

Hoy quiero hablarte de 3 cosas que escuché mientras preparaba los últimos materiales para el Curso Encuentro con la Plenitud.

Estas 3 cosas son algo que se aplica en marketing, pero he descubierto y más bien recordado que como hacen todos los maestros sencillos, como yoda (jijiji aquí mi guiño a star wars) se puede encontrar una verdad en todo. Lo que funciona lo hace porque evoca alguna verdad más profunda y la verdad se puede encontrar incluso en el marketing si uno le sabe dar la vuelta adecuada.

Te invito a que explores y yo agradezco a Nathan Barry por su pulcritud en todo lo que hace.

Formas de vibrar desde donde estés haciendo lo que sea.

1-. Crea todos los días

Sea cual sea tu trabajo. Si trabajas en una oficina, o en un mall, o estas en casa, o trabajas con las manos, o realmente lo que sea, crea todos los días. Crear es un ejercicio para el alma, para la mente, para la belleza.

Escribe todos los días, pinta, saca una foto, dibuja en tu servilleta, inventa una historia, maquillate de manera diferente, haz un plato distinto, saluda diciendo arroz, o nuez, o pistacho. Córtate la barba distinto o déjate un bigote estilo Dalí. Abre las ventanas de tu casa en invierno, corre ese mueble que jamás has movido. Deshazte de algo imprescindible. Inventa, cambia, o permanece. Crea activamente la realidad en que vives o cuestiónala para que algo asombroso pueda emerger. Esto en sí dará a tu vida un brillo sin igual y eso es un regalo dulce para disfrutar con alegría.

2-. Comparte lo que creas y descubres.

Todos tenemos algo único. Una joya particular que por muy escondida, brilla de todos modos. Hay algo que solo tu sabes. Puede ser una verdad dificil o una más suave y fácil. Pero las verdades todas tienen el poder de romper cadenas. Si sabes algo o descubres algo que a ti te ha reportado un crecimiento, un asombro, un descubrimiento. Si tienes un pedazo de belleza que reluce, o una voz hermosa que vibra, o un consejo, compártelo. Usa el medio que te quede cómodo: por teléfono, por fb o tw, por correo escrito o electrónico, cantando en tu casa, con una playlist. El tema es que entres en ese modo de “esto me gusta mucho y me encantaría que alguien más, si le interesa lo pueda usar, gozar, disfrutar”. Compartir la felicidad. De eso se trata. Para eso hay dos pasos. a) identifica lo que te hace feliz cada día b) compartelo.

3-. Aprender a viajar por dentro y haz algo imposible.

Viajar por dentro significa que aprendas a darte un tiempo para gozar dentro de tí sin ningún apoyo más que tu mente y creatividad. Se trata de estimular tu realidad interior, tu capacidad de imaginar, de visualizar, de escuchar que pasa adentro.

Siéntate en un lugar tranquilo (a falta de uno, siempre puedes encerrarte por unos minutos en el baño ;))y por lo menos 5 minutos al día cierra los ojos y ponte a volar. Haz lo que quieras, ten la conversación que siempre quisiste con Simon de Beauvoir, o Marilyn Monroe, o Lao tse o Superman (o Batman mejor). Ve adentro y vuela, pilotea un avión, camina por la muralla china, ten un romance, ve al fondo del mar. Haz lo que quieras sin limite. Cada día trata de hacer algo que sabes es imposible y ojalá alimente tu ser.

Como decían en Alicia en el país de las maravillas, debes creer tres cosas imposibles antes del desayuno.

El tema es que rompas esa barrera internamente, para que afuera, de pronto comiences a abrir esa puerta. La puerta de que puedes hacer lo imposible.

“Mi padre solía decir que él creía en seis cosas imposibles antes de desayunar…”
“Uno: hay una poción que te puede hacer encoger; dos: y un pastel que te puede hacer crecer; tres: los animales hablan; cuatro: los gatos pueden desaparecer; cinco: hay un lugar llamado País de las Maravillas, y seis: puedes matar al Jabberwocky…”
Alicia en el país de las maravillas.

Empecemos este año con un bang y desarrollemos estas prácticas de la felicidad pura.¿Cuales son tus seis cosas imposibles? Cuéntame en los comentarios.


Si te gustó esta entrada, si las disfrutaste un poquín, comparte pinchando en los botoncitos.