Aprovechando el amor nostálgico que ha regresado por las guerras de las galaxias, esta es una entrada que habla de como en todas partes se puede hacer una pequeña magia para vibrar y darle un giro a la vida en la dirección en la que queramos sentirla. Te dejo, con un tono curioso de principio de año gregoriano, 3 cosas para vibrar donde sea y como sea.

La puerta de que puedes hacer lo imposible.

Empezó el año y yo aquí con algunos atrasos: mi patio sigue igual de enguerrado.

No importa, porque estoy bien encaminada y mi corazón esta contento, llenito e inspirado.

Mi meditación está firme, hago mis ejercicios diarios y visualizo cada vez con más eficacia. Las meditaciones gratuitas se perfilan como una forma de regalar al mundo lo mejor que hemos aprendido. Como decía la Mercedes Soza “damos nuestro corazón cuando cantamos”.

Mis vecinos ahora cantan y son de un coro o algo así por que realmente cantan bonito.

Preparándonos para el año nuevo les contaba de 3 cosas que podíamos hacer para que este año que viene sea realmente diferente y el primero de ellos era la revisión anual. Como lo prometí en ese minuto, aquí va mi revisión. Los tres elementos fundamentales: lo que fue bien, lo que fue no tan bien y lo que quiero mejorar y hacer para este nuevo ciclo vinieron suaves como mantequilla y fue realmente placentero hacerlo.

Además tuve la fortuna de irme al norte de Chile, a Punta de Choros una caleta mágica que esconde Ballenas y delfines entre sus islas. Desde allí mi meditación vibraba, me pude bañar en el agüita y sentirme bendecida.

Si quieres ver la revisión de mi año, puedes entrar aquí.

Hoy quiero hablarte de 3 cosas que escuché mientras preparaba los últimos materiales para el Curso Encuentro con la Plenitud.

Estas 3 cosas son algo que se aplica en marketing, pero he descubierto y más bien recordado que como hacen todos los maestros sencillos, como yoda (jijiji aquí mi guiño a star wars) se puede encontrar una verdad en todo. Lo que funciona lo hace porque evoca alguna verdad más profunda y la verdad se puede encontrar incluso en el marketing si uno le sabe dar la vuelta adecuada.

Te invito a que explores y yo agradezco a Nathan Barry por su pulcritud en todo lo que hace.

Formas de vibrar desde donde estés haciendo lo que sea.

1-. Crea todos los días

Sea cual sea tu trabajo. Si trabajas en una oficina, o en un mall, o estas en casa, o trabajas con las manos, o realmente lo que sea, crea todos los días. Crear es un ejercicio para el alma, para la mente, para la belleza.

Escribe todos los días, pinta, saca una foto, dibuja en tu servilleta, inventa una historia, maquillate de manera diferente, haz un plato distinto, saluda diciendo arroz, o nuez, o pistacho. Córtate la barba distinto o déjate un bigote estilo Dalí. Abre las ventanas de tu casa en invierno, corre ese mueble que jamás has movido. Deshazte de algo imprescindible. Inventa, cambia, o permanece. Crea activamente la realidad en que vives o cuestiónala para que algo asombroso pueda emerger. Esto en sí dará a tu vida un brillo sin igual y eso es un regalo dulce para disfrutar con alegría.

2-. Comparte lo que creas y descubres.

Todos tenemos algo único. Una joya particular que por muy escondida, brilla de todos modos. Hay algo que solo tu sabes. Puede ser una verdad dificil o una más suave y fácil. Pero las verdades todas tienen el poder de romper cadenas. Si sabes algo o descubres algo que a ti te ha reportado un crecimiento, un asombro, un descubrimiento. Si tienes un pedazo de belleza que reluce, o una voz hermosa que vibra, o un consejo, compártelo. Usa el medio que te quede cómodo: por teléfono, por fb o tw, por correo escrito o electrónico, cantando en tu casa, con una playlist. El tema es que entres en ese modo de “esto me gusta mucho y me encantaría que alguien más, si le interesa lo pueda usar, gozar, disfrutar”. Compartir la felicidad. De eso se trata. Para eso hay dos pasos. a) identifica lo que te hace feliz cada día b) compartelo.

3-. Aprender a viajar por dentro y haz algo imposible.

Viajar por dentro significa que aprendas a darte un tiempo para gozar dentro de tí sin ningún apoyo más que tu mente y creatividad. Se trata de estimular tu realidad interior, tu capacidad de imaginar, de visualizar, de escuchar que pasa adentro.

Siéntate en un lugar tranquilo (a falta de uno, siempre puedes encerrarte por unos minutos en el baño ;))y por lo menos 5 minutos al día cierra los ojos y ponte a volar. Haz lo que quieras, ten la conversación que siempre quisiste con Simon de Beauvoir, o Marilyn Monroe, o Lao tse o Superman (o Batman mejor). Ve adentro y vuela, pilotea un avión, camina por la muralla china, ten un romance, ve al fondo del mar. Haz lo que quieras sin limite. Cada día trata de hacer algo que sabes es imposible y ojalá alimente tu ser.

Como decían en Alicia en el país de las maravillas, debes creer tres cosas imposibles antes del desayuno.

El tema es que rompas esa barrera internamente, para que afuera, de pronto comiences a abrir esa puerta. La puerta de que puedes hacer lo imposible.

“Mi padre solía decir que él creía en seis cosas imposibles antes de desayunar…”
“Uno: hay una poción que te puede hacer encoger; dos: y un pastel que te puede hacer crecer; tres: los animales hablan; cuatro: los gatos pueden desaparecer; cinco: hay un lugar llamado País de las Maravillas, y seis: puedes matar al Jabberwocky…”
Alicia en el país de las maravillas.

Empecemos este año con un bang y desarrollemos estas prácticas de la felicidad pura.¿Cuales son tus seis cosas imposibles? Cuéntame en los comentarios.


Si te gustó esta entrada, si las disfrutaste un poquín, comparte pinchando en los botoncitos.

Súmate a la comunidad

Ebook aquietar la mente en 3 minutos 940x675

Se parte de una comunidad de más de 1000 personas en búsqueda.

No te enviaré correo basura. Powered by ConvertKit